El Gran Órgano de la Catedral de Messina

El primer órgano de la Catedral, construido por la Empresa Tamburini, fue inaugurado el 14 de agosto de 1930 por Raffaele Manari, que había sido también su proyectista. El templio y el instrumento fueron destruidos en el bombardeo del 13 de junio de 1943. En pocos años resurgieron una vez más gracias a la voluntad tenaz del arzobispo Angelo Paino. El instrumento actual fue realizado en 1948 por la misma Empresa Tamburini bajo proyecto del M. Vignanelli. El domingo 8 de agosto fue inaugurado por el M. Gasparini. Se encuentra en la lista “Los Órganos más grandes del Mundo” (The World’s largest Organs).

La consola es el punto donde están reunidos todos los mandos necesarios para el funcionamento del instrumento. Desde aquí el organista interpreta músicas, es decir envía todos los mandos que, a través de un sistema eléctrico-neumático-mecánico, llegan a los distintos cuerpos de órgano para que el aire entre en los cañones haciéndolos sonar. Nuestra consola está habitualmente colocada en el transepto y puede ser trasladada dentro en un rayo de 20 metros. Tiene 5 teclados de 61 teclas y un juego de pedales de 32 notas.

Los cañones, casi 16.000, están distribuidos en distintos cuerpos de órgano, aprovechando de la única posibilidad de un juego pluriestereofónico. En efecto, la Tibia major y la Tuba mirabilis (a 30 m. de altura sobre el arco triunfal) y los registros suaves del Órgano Eco (a 90 m. de la consola) ponen este instrumento entre los más importantes en el panorama de los órganos.


Pagine: 1 2 3 4